Latest News

Cómo enseñar a tu perro a venir a la convocatoria

Hoy os traemos el tercer post de nuestra colaboradora Annabel Ureña López. Si hace unos días os contaba  en qué consiste la educación en positivo y una ingreso a conceptos básicos de educación canina, hoy es el momento de enseñar a tu perro para que acuda a tu llamamiento de una forma estable y fiable.

Conseguir que un perro acuda a la convocatoria es, previamente, una de las señales más fáciles de enseñar. Y uno de los mayores quebraderos de comienzo de muchos tutores (propietarios) de perros.

Son muchos las personas que se quejan de que sus perros no acuden a la citación, o más específicamente, que acuden pero no siempre.

Razones por la que un perro no acude cuando le llamas

Los motivos por los que un perro no acude a la señal de su tutor humano pueden ser muchos. Normalmente, estas situaciones suelen darse en la calle, donde la presencia de estímulos y distracciones es conveniente ilustre.

Para tu perro, estos ambientes pueden representar una auténtica maraña de imágenes, sonidos y olores por descubrir. Pero igualmente de otros perros o personas con los que interactuar.

En ese entorno tan atiborrado de estímulos, tu señal puede no representar más que un pequeño punto, impidiéndoles centrarse en él o aparcándolo temporalmente mientras procesan todo lo demás.

Encima incluso puede darse el caso de que el perro haya asociado el comparecer a la convocatoria como poco imagen. Por ejemplo, si el perro no acude a la primera y cuando lo hace le riñes, el asociará el postrero acontecimiento, es opinar ocurrir acudido, a la riña, y no lo que hizo anteriormente.

Incluso puedes generarle asociaciones negativas por el simple hecho de llamarle exclusivamente para atarle y retornar a casa.

De esta forma, el perro asocia la señal con que se acaba la diversión y toca retornar, poco que le disgusta. Hoy vas a ilustrarse cómo enseñar a tu perro  a que acuda a ti, siempre desde el respeto y el refuerzo positivo.

Así pues, la guisa más efectiva de trabajar la convocatoria pasaría por varios puntos:

  • Has de trabajar el vínculo con tu perro, con el fin de que le resulte más atractivo retornar a ti.
  • No reñir al perro por no venir, esto puede difundir asociaciones negativas a la citación, y deteriorar nuestra relación con él. En vez de eso, felicita a tu amigo cuando vuelva a tu costado, independientemente de que no lo haya hecho a la primera, ya que es la imagen con la que se quedará él.
  • No lo llames solo cuando te vayas. Es mejor practicar varias llamadas durante el paseo o en el parque, dándole algún premio, jugando con él, felicitándolo… Y luego dejar que siga jugando, para que no asocie la señal exclusivamente a la hora de irse. 
  • Has de entrenar la citación y practicarla, a continuación te enseñamos una guisa de hacerlo que funciona muy perfectamente.

Cómo entrenar correctamente la convocatoria

Empieza a entrenar en casa, si es posible con la ayuda de otra persona, de modo que pueda retener al perro si es necesario. Aléjate unos pasos del perro y llámale con un VEN o cualquier otra señal que desees. Tras lo cual debes enseñarle un premio y cuando el perro llegue a ti, ofréceselo y felicítale.

Tras esto puedes probar con el premio en la mano, pero sin enseñárselo, o directamente sin premio. Paulatinamente ve aumentando la distancia, hasta llamarlo desde fuera de su campo de visión.

A la hora de advenir esto a la calle, debes aparecer siempre en zonas de pocos estímulos, es opinar, donde haya la último cantidad posible de coches, personas u otros perros.

Un descampado hueco puede ser una buena opción para los urbanitas, o un parque de perros en un horario en el que no suelan suceder perros. Puedes utilizar una correa larga si ves que es peligroso soltarlo y realizar la misma movimiento, pero de ningún modo utilizar la correa para atraerlo.

Lo que perseguimos es que tu amigo aprenda a venir, no que lo haga a la fuerza. Poco a poco, podemos ir probando en zonas con más estímulos.

Por postrero, has utilizar esta señal con individuo, recordad siempre que el perro es tu compañero, no pretendas que el perro deje de olfatear poco o pare de arriesgar con sus amigos inmediatamente para hacerte caso solo por demostrar que tienes el mando.

El objetivo del educación es mejorar la comunicación con el perro, aumentar el vínculo con él y evitar posibles peligros, no demostrarle quien manda. 

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter, Google Plus, e Instagram?  Todo sea por el bienestar de tu querido amigo peludo. 


Hoy os traemos el tercer post de nuestra colaboradora Annabel Ureña López. Si hace unos días os contaba  en qué consiste la educación en positivo y una inclusión a conceptos básicos de educación canina, hoy es el momento de enseñar a tu perro para que acuda a tu emplazamiento de una guisa estable y fiable. Conseguir que un perro …

User Rating: Be the first one !

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*