Latest News

Cómo desplazarse en coche con gatos

Los gatos no son amantes de los viajes. Es una premisa que has de tener siempre en cuenta. Los felinos son sedentarios y muy territoriales. En su espacio básico se sienten cómodos y seguros. Todo lo que implique sacarles de su entorno habitual, es positivamente angustioso.

Dicho esto, si viajas por placer o por requisito y tu felino se va contigo, sigue leyendo. Te damos algunas pautas para desplazarse en coche con gatos.

Premisas básicas para comprender a tu sagaz

La mayoría de los felinos no lo pasan demasiado acertadamente con los viajes. No les gusta cambiar de entorno ni siquiera los trayectos. Ponte en su motivo. Tu pícaro no tiene ni idea de lo que está pasando.

El felino como hemos comentado es territorial y necesita sus feromonas para rastrear e identificar cualquier aspecto que le rodee: animales, personas, sonidos…Hasta que esas feromonas no han impregnado todo el entorno, lo corriente es que el minino se sienta muy asustado.

Aunque no todos los felinos son iguales, lo que está claro es que los cambios no les gustan. A los gatos que son muy asustadizos, ya de antemano lo mejor es no emprender ningún alucinación. Tardan mucho en adaptarse, pueden asustarse mucho, escaparse, perderse…

Delirar con gatos no suele ser una buena idea (sean más o menos asustadizos). Si este alucinación conlleva adicionalmente interactuar con otros perros o gatos, el estrés puede ser mayor, en distinto si no se han realizado las pertinentes presentaciones previas para conquistar una aclimatación progresiva. 

Una última cosa que debes considerar muy seriamente es que si te vas de alucinación por una semana o menos, deja a tu felino en casa. Encuentra a una persona de confianza para que acuda a verlo a diario, juegue, le de mimos, poco de comida, le limpie la bandeja o le acompañe si éste lo desea. Y dale instrucciones precisas de todos los cuidados que requiera y los datos del veterinario que lo prostitución por si hubiera alguna emergencia.

Una semana es el tiempo próximo de acondicionamiento de un sagaz a un nuevo espacio. Así que no sometas a tu animal de compañía a equivalente estrés por una escape. Bueno, en verdad ni por una parada ni por un alucinación de placer de viejo extensión. Lo más conveniente es que alguno cercano cuide a tu minino en tu casa, y así no lo sacas de su entorno.  

1. Tu sagaz ha de recorrer en transportín interiormente del coche

Seguridad delante todo. Tu felino ha de estar adentro de un transportín apto para vehículos. Lo más recomendable es escoger uno rígido que te vendrá admisiblemente para todo tipo de viajes, con rejillas de ventilación y con el suficiente espacio para que pueda levantarse y moverse sin problema. Te recomendamos que eches un vistazo a este post para elegir el mejor transportín para tu gato.

Una vez hayas comprado uno, es importante que acostumbres a tu felino a entrar en él. Esto no será de un momento para otro. Una cosa es un traslado al veterinario relativamente rápido y otra, es un trayecto dilatado en coche. En entreambos casos, a tu astuto no le va a catar sentirse encerrado en el interior de un habitáculo sin excusa, así que paciencia. Debes centrarte en hacer una aclimatación positiva a ese espacio. Y así tu pequeño lo asociará con poco corriente. Echa un vistazo a este post para acostumbrar a tu gato al transportín.

Volviendo al tema de desplazarse en automóvil. El transportín ha de estar colocado en el suelo(a ser posible) y acertadamente sujeto tras los asientos delanteros. Muy pero que muy importante, es que el distinción acondicionado o la calefacción no le incidan de forma directa.

Otra alternativa es colocar el transportín en el asiento trasero del coche. Siempre con la seguridad de que quede perfectamente anclado con el cinturón de seguridad.

El transportín siempre ha de estar cerrado durante el trayecto. En caso de impacto o frenada brusca, tu micifuz podría desplazarse por el coche. Antaño de salir de alucinación, asegúrate de que está proporcionadamente cerrado y si hace desliz refuérzalo.

Lleva en el coche juguetes, mantas o cualquier cosa que recuerden el olor de casa. Puedes ponerle algún objeto de estos en el interior del transportín para que se sienta más calmado y cómodo.

Por si posiblemente, y por muy sólido que sea el transportín no lo cojas del asa superior. Podría desprenderse, caerte al suelo, explayarse la puerta y escaparse tu minino. Evita este drama cogiendo el transportín en brazos.

2. Acostumbra a tu sagaz al coche

acostumbrar al gato al coche

Los felinos y los automóviles no son enemigos, al final es todo cuestión de costumbre.

Tanto si te vas de alucinación de asueto como si has de coger el coche frecuentemente, merece la pena que tu micho conozca tu transporte y se habitúe.

Si acostumbras a tu micho a alucinar en coche antaño de que lleguen las asueto o cualquier traslado obligatorio, será mucho mejor.

Cualquier trayecto en coche será mucho menos angustioso si se habitúa a estar adentro del mismo. Haz pequeños recorridos en automóvil y dale un premio comestible para que asocie esta experiencia con poco positivo.

3. Que el alucinación sea tranquilo

viajar tranquilo en coche con gatos

Si vas a alucinar en coche con gatos, has de procurar por todos los medios que sea tranquilo. Palabra en voz devaluación, si pones música que esté a un pandeo aceptable y que las ventanas estén subidas para que no se oigan los ruidos de la carretera. Todo es para evitar atemorizarle con cualquier estímulo sonoro extraño.

Lo más probable es que el micifuz maúlle al manifestación del alucinación y puede que durante todo el trayecto.  Por eso es fundamental hablarle en un tono relajado para calmarle. Y no sacarle del transportín porque podría ser peligroso.

Ventila tu coche con corriente acondicionado o climatizadores, ya que no son ruidosos y mantienen la temperatura óptima para todos los que están en el coche, incluido tu minino.

4. Haz paradas pero sin salir del coche

Si viajas con tu coche y el trayecto es prolongado, tendrás que detener cada  2 horas. En estos recesos, son un buen momento para que tu felino haga sus deposición si lo necesita. En estos casos, un arenero cubierto es una buena idea. Lleva un contigo por si precisa usarlo.

Asimismo es un buen momento para que beba o coma poco, si quiere. Ten siempre todo a mano para ofrecerle lo que necesite.

Lo más importante es que el felino no salga del coche, aunque insista. Sacar a tu pícaro del automóvil puede suponer peligros, podría escaparse, perderse, hacerse daño… Un minino que está sufriendo estrés es positivamente impredecible.  Evita los riesgos innecesarios.

Cuando te comentamos que no lo saques del coche, no quiere asegurar que lo dejes adentro mientras haces tus tareas. Nunca debes dejarle solo en el interior de un transporte, y mucho menos en verano. Ni te imaginas lo rápido que sube la temperatura interiormente de un coche. Un golpe de calor para tu gato podría ser mortal.

5. ¿Usar feromonas o sedantes para alucinar en coche con gatos?

Si tu felino se marea en los trayectos en coche, es aconsejable ingerir tres horas antaño y suministrarle feromonas o sedantes.  Nunca lo hagas si consultar a un médico.

Antaño de aparecer el trayecto es recomendable revistar al veterinario para que te recomiende algún tipo de prescripción. Lo más habitual son los sedantes ligeros en forma de pipetas que harán que el alucinación en automóvil sea más tranquilo.

Otra buena idea para delirar en coche con gatos es vaporizar el interior media hora antiguamente con feromonas sintéticas. Así el trayecto será más calmado.

Para evitar los mareos de tu felino como consecuencia del estrés, suele ser de ayuda colocar el transportín en el suelo entre los asientos delanteros y traseros. Siempre que la zona esté ventilada y allí del conducto de la calefacción si viajas en invierno.

Y no olvides suministrar a tu micho de forma habitual. Cualquier cambio en su diera puede aumentar el mareo y el malestar. Hilván con que le proporciones comida unas tres horas antiguamente

gato viajando en coche

¿Me echas una pata y difundes en FacebookTwitterGoogle Plus, e Instagram?  Todo sea por el bienestar de tu querido amigo peludo. 


Los gatos no son amantes de los viajes. Es una premisa que has de tener siempre en cuenta. Los felinos son sedentarios y muy territoriales. En su espacio esencial se sienten cómodos y seguros. Todo lo que implique sacarles de su entorno habitual, es verdaderamente angustioso. Dicho esto, si viajas por placer o por carencia …

User Rating: Be the first one !

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*