Latest News

10 consejos para proteger a tu pícaro del calor

El verano ha invadido nuestras vidas. El calor es intenso y muy pero que muy agobiante. Y no solo para las personas. Los gatos incluso sufren por las altas temperaturas.

Los gatos son más vulnerables a la subida de las temperaturas que las personas. ¿No lo sabías? Esto se debe a que no son capaces de eliminar el calor al mismo ritmo que los humanos.

A diferencia de los felinos, las personas sudamos. Los gatos expulsan el exceso de calor a través de su boca. Pero este mecanismo no es tan competente como el nuestro. Por ello los gatos están mucho más indefensos delante la subida de temperaturas.

El verano supone riesgos para los gatos que debes conocer. Con el calor, aumenta el peligro de sufrir un golpe de calor. Una reacción que puede ser mortal para tu amigo. ¿Quieres proteger a tu micho del calor veraniego?

Sigue leyendo y descubre algunos consejos para que tu minino se refresque este verano.

1. Agua fresca y limpia a voluntad

Que no le falte agua a tu astuto en verano (y nunca, por supuesto). El agua ayuda al felino a perder el exceso de calor que acumula en su cuerpo.

Pon en su cuenco cubitos de hielo para refrescarla a lo espléndido del día. Y verás lo apetecible que resulta para tu micho. No te pases con el hielo, simplemente ve poniendo de vez en cuando alguno.

Debes tener varios bebederos por casa, que no estén al sol, cambiar al agua varias veces al día y procurad que esté fresca.

Incluso si te lo puedes permitir adquisición una fuente de agua. Mantendrá el agua en movimiento, fría, limpia y muy pero que muy atrayente para tu pícaro.

2. Protege a tu minino del sol

Es importantísimo que tu felino tenga un espacio fresco y a la sombra para descansar. En particular durante las horas más calurosas del día. Esta pauta has d tenerla siempre en mente tanto para los gatos que viven interiormente de casa como para los que tienen acercamiento a al exógeno.

proteger a tu gato del sol

No por estar en una terraza tu felino estará más protegido del sol. Un pícaro encerrado en una zona al corriente osado sin sombra para refugiarse, podría sufrir un trauma de calor como si lo hubieses encerrado en un coche.

3.  Crea un entorno fresco en toda la casa

Las mismas pautas que pones en marcha para protegerte del calor en casa, irán ocurrente para tu felino. Mantén las persianas bajadas para que no entre demasiado sol, pon el ventarrón acondicionado, encender los ventiladores…serán algunas medidas que puedes tomar para apearse la temperatura ambiental.

Lo importante es que el clima no llegue directamente a tu micho y que pueda adaptarse a la misma.

Si no tienes cortinas en casa, son una alternativa perfecta para poner una barrera al exceso de calor. Tu minino agradecerá esta protección y adicionalmente les gusta mucho asomarse a las ventanas desplazando la tela con sus patitas. Y dicho de paso, presentan una delantera económica considerable: evitan en cierto modo el recalentamiento de la casa y reducen la cargo de luz.

4. Haz que su cama sea más fresquita

Sí que es verdad que los gatos saben buscarse la vida, y encuentran los lugares más frescos de la casa. Es muy común ver a los felinos en verano amodorrarse en el tocador, la bañera o el ventanal. Pero hazle la vida más realizable y que cuente con lugares alternativos para que el felino pase las horas de más calor.

cómo proteger a tu gato del calor

Los felinos necesitan tener camas a diversas colocaciones y cielo. Y en verano, será preciso que tengan una de esas camitas cerca de alguna corriente de clima fresco o ventilador.  Así el minino podrá disponer de un refugio que le haga reparar cómodo y fresquito.

Todavía puedes poner una bolsa de agua fresquita o con cubitos bajo de su cama. O incluso comprar una cama que favorezca la dispersión del calor: camas elevadas, o con materiales transpirables.

Y no podemos olvidarnos de las cajas. No sé vuestro micifuz, pero el mío las adora todo el año. Haz que esa caja se convierta en un refugio refrescante para que se proteja del calor.  Coge una caja de cartón, pon una toalla húmeda o mojada, y verás lo fresquito que está en el interior. Puedes añadir un calcetín cerrado con bloques de hielo.

5. Evita la actividad física

Cuando hace calor, lo habitual es que los felinos se vuelvan menos activos y opten por estar en modo reposo. De todas formas si tu astuto es marchoso, procura no desafiar con él en las horas más extenuantes del día.

Para proteger a tu felino de las altas temperaturas, te recomendamos que no haga control intenso ni salga al exógeno en las horas más calurosas.

Deja las sesiones de actividad física para cuando se vaya el sol o haga menos calor.

6. Prepara helados para tu sagaz

¿Helados? ¿Es una broma? No, no lo es. Una guisa de refrescar a tu felino en verano es preparar refrigerios fresquitos para tu pequeño.

Es muy posible de hacer, en tan pronto como 3 minutos tendrás un rico helado para tu felino.

Te dejamos una prescripción de nuestra compañera felina de En el Nombre del Minino.

 

Anuncios