Latest News

Los perros en acogida que pintan obras de arte

Pese a la creciente
concientización de las personas en cuanto al cuidado de sus mascotas, cada día
es más elevado el número de perros abandonados y desnutridos que deambulan por
las calles del mundo buscando sobras de comida y un resquicio donde ampararse de
la chubasco y el frío. En Pimiento la monograma es preocupante. Según Noemí
Sepúlveda, portavoz de la Fundación Callejeros Buscan Hogar, en el país hay al menos 1,7 millones de canes en situación de abandono.

Por fortuna
existen varias fundaciones y personas de buen corazón que trabajan en
diferentes iniciativas para rescatarlos, prestarles atención médica y buscarles un hogar donde les den cariño y una vida digna. La mayoría de
veces, por no sostener que siempre, la concurrencia involucrada en esta ardua labranza lo
único que recibe a cambio es la satisfacción de enterarse que ese perro prohijado que cualquiera lleva para su casa es uno menos que sufre en las
calles. Canismo
es un claro ejemplo de ello.

¿Qué es Canismo?

Es un
plan hermoso en el que un montón de perros brasileños en situación de refugio
“pintan” obras de arte abstractas, con el fin de conseguir una comunidad
adoptante y acopiar fondos para la manutención de albergues caninos afiliados a
la Fundación Procure 1 Amigo. Todo lo hacen en conocido; y es filmado para ser
difundido en varios canales digitales, promover la acogida y comercializar las “obras”.

¿Cómo pintan?

Los perros son bañados con pintura no tóxica de diferentes colores, elaborada con apresto de maíz y algunos pigmentos usados en la fabricación de alimento canino. Después se sacuden frente a unos lienzos estratégicamente ubicados. Como podrás imaginarte, al final se consiguen “piezas de arte inmaterial”. La idea está inspirada en el dripping, técnica que hizo famosa la obra de Jackson Pollock y en unas ganas enormes de ayudar a estos peludos sin hogar.

Anuncios