Latest News

¿Por qué hay perros que se muerden la posaderas?

Seguramente has observado este aparentemente divertido comportamiento en tu perrito o en otros. Incluso hay videos en YouTube que retratan a canes girando en círculos persiguiéndose o mordiéndose la cola sin cesar: claramente la situación parece muy graciosa, pero puede acaecer un preocupante motivo tras el por qué algunos perros se muerden culo.

Los perros, al igual que los humanos, tienen distintas personalidades, unos más ansiosos, nerviosos, inquietos o miedosos que otros, y encima las experiencias y rutinas que han vivido definen su comportamiento presente y futuro. Así, un perro cuyo amo es activo y lo saco a pasear a diario liberará mucha más energía que un can encerrado en casa, y estos se comportarán de distinta forma a raíz de ello.

Los perros suelen perseguirse la nalgas cuando son cachorros, no hay cero de anormal ni extraño en esto a menos que se hagan heridas, por lo que no debemos preocuparnos; simplemente se manejo de un bisagra. El problema se presenta cuando el perro crece y su comportamiento se perpetúa en el tiempo. Es ahí cuando debemos poner ojo si un perro se muerde la nalgas, ya que podría tratarse de un TOC (trastorno obsesivo compulsivo) o de otros factores.

¿Qué puede desencadenar un trastorno obsesivo compulsivo en un perro?

Cada raza de perro posee sus características propias. Así por ejemplo un bull dog es en común mucho más pasivo que un cocker o un poodle y por ende será menos propenso a padecer de estrés por toril o error de entrenamiento (lo cual no quiere opinar que no lo necesite, debes pasear a tu perro a diario, especialmente si no tienes patio). Entonces, un perro muy activo que pasa mucho tiempo en casa, que no se pasea el tiempo suficiente para que libere energía o que se sienta solo, puede impresionar a desarrollar un TOC generado a partir del estrés, y puede ser esta la razón porque perros muerden trasero. Pero asimismo otros factores, como la viandas, rasgos de la personalidad como timidez o nerviosismo mencionados anteriormente, o algún trauma, pueden originar en un can el trastorno obsesivo compulsivo. El pastor tudesco es una de las razas que tiene tendencia a desarrollar esta enfermedad.

¿Puede existir otra razón que no sea un TOC de perro?

Claro que sí. Adicionalmente de lo mencionado, otra de las razones por las cuales un perro puede conservarse a morderse la nalgas repetitivamente puede deberse a la existencia de parásitos externos que lo estén molestando. Pulgas, garrapatas y piojos son los principales enemigos externos de tu amigo peludo, por lo que requieren de revisión de su pelaje y de virginidad y desinfección periódicas y constantes del entorno que frecuenta, y el uso permanente de pipetas u otros métodos de aniquilación de estos parásitos.

Si notas que tu perrito tiene comportamientos extraños y repetitivos como este no lo dejes advenir. Consulta con tu veterinario, quien en caso de determinar que su comportamiento se está originando a parte de un TOC, probablemente te derivará a un etólogo, quien lo ayudará a aventajar su compulsión. El por qué perros muerden nalgas de forma constante tiene una explicación y igualmente una alternativa.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*