Latest News

¿Cómo hacerle cariño a un sagaz?

¿Alguna vez te ha pasado que quieres hacerle cariño a un gatito y este sale arrancando? ¿Te has rebaño un arañazo por error de algún minino asqueroso que no deja que lo toques? A todos nos ha pasado, sobre todo si somos amantes de estos animales. Lo más probable es que lo hayas asustado o no le hiciste cariño de la forma correcta. ¿Quieres sabes cómo verdaderamente debes hacerlo? Acá te dejamos algunos consejos.

De frente, nunca de espalda

Los gatitos son muy asustadizos y por lo regular frente a cualquier ruido o movimiento robusto, se espantan o corren desesperados a esconderse. Es por esta razón que nunca debes tratar de acariciar a un micho sin que este te vea. Algunos sitios web, recomiendan acariciarlo desde el cuello hasta su nalgas, ya que con esto lograrás que tu minino te olfatee y te mire siempre. Con esto, te ganarás la confianza y el simpatía de tu mascota.

Dejar que te olfatee primero

Esta es una de las principales acciones que debes dejar hacer a un astuto antiguamente de acariciarlo. Este mismo sitio nos dice que el olfateo es básico para que tu minino sepa que no le quieres hacer daño y que mínimo malo le pasará. Tu gatito debe advertir seguro frente a cualquier estímulo que le propongas, por lo que deja que te olfatee lo necesario. Él te dirá cuando te puedes arrimar y darle todo el cariño que él quiera. Recuerda que, por lo regular, ellos mandan y nosotros solamente somos sus humanos designados.

Con suavidad y delicadeza

A los gatos no les gusta que seas repentino o que los acaricien con mucha fuerza. Alcahuetería siempre de hacerlo con suavidad y que no sienta que lo estás atacando. Para esto, te recomendamos instalarse siempre la palma abierta y mover de guisa circular tu brote de los dedos en los lugares precisos.

Enterarse en qué parte del cuerpo les agrada el cariño

¿Te ha pasado que tratas de hacer cariño en la panza a tu gatito pero solo te ganas un rasguñó? Esto se debe a que trataste de acariciarlo en el zona incorrecto. Los gatos tienen una serie partes del cuerpo en donde está prohibido el cariño. No les agrada, se sienten incómodos y lo primero que hacen es atacar. Evita tocarles la panza, las patitas y la trasero. Ahora, hazle todo el cariño que quieras en el dorso y detrás de la capital. Recuerda, el ronroneo siempre es un indicio de que tu mascota está cómoda y es un buen aspecto a seguir cuando le haces cariño.

¡Ya lo sabes! Siempre es importante conocer a tu gatito para aprender aquello que le gusta o no. Recuerda que son muy temperamentales y dominadores, por lo que siempre es bueno tener una relación cordial con ellos.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*