Latest News

Perfiles:Pastor de bueyes de Flandes

Este robusto perro proviene de la región de Flandes, en Bélgica y es usado como pastor, celador, perro de rastreo o mensajero. Existen dos teorías acerca de su origen, una dice que desciende del “Perro de las Tuberas” (un perro salvaje que fue domesticado con el tiempo) y la otra, que habría sido llevado en el siglo XVI a Flandes, por los españoles. Los especialistas, creen que durante el siglo XIX, este perro fue cruzado con Barbet o con el Pastor de Picardía.

Su espeso pelaje puede encontrarse en variados colores, desde el café claro hasta el desventurado, pasando por varios tonos de grisáceo, sal y pimienta y chocolate.

Si hay poco que lo destaca, es su poderosa capital que luce una hermosa barba y mostacho. A pesar de su gran tamaño, llegando a evaluar hasta 69 cm y pesar unos 45 kilos, es un perro muy ágil.

Su carácter de pastor lo demuestra incluso con su comunidad, en específico con los niños, con los que se demuestra muy protector. Por supuesto, igualmente como todo perro de estas características, requiere de mucho deporte y espacio, por lo que es recomendable que si no dispones de un patio vasto, lo saques a pasear por lo menos dos o tres veces por día, para que gaste energías.

El Pastor de bueyes de Flandes, igualmente es tierno, juicioso y muy inteligente. Se recomienda que, aprovechando estas características, se entrene desde temprana perduración y que no permanezca mucho tiempo solo, ya que no le gusta y se puede retornar un tanto destructivo en esta situación.

A pesar de que goza de muy buena sanidad en caudillo, puede presentar los problemas comunes entre las razas de perro grandes, por ejemplo, displasia de cadera, torsión gástrica o cataratas. Sin secuestro, con el control circular de un veterinario, no debiera presentar grandes problemas.

Si quieres que uno de estos hermosos perros pase a ser parte de tu comunidad, debes tener en cuenta que hay que dedicarle tiempo para tener un excelente compañero para tu grupo, del que seguro te enamorarás.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*