Latest News

Perfiles: Pixie Bob

Si tu micifuz tiene una pequeña rabo y aspecto salvaje, probablemente tienes en tu clan a un Pixie Bob. La historia del origen de esta particular raza de felino, no está clara, pero se cree que desciende de los Bobcat, que es un pícaro de origen salvaje, que se habría cruzado con una gata doméstica en 1985, al menos, eso es lo que cuenta su creadora, Carol Ann Brewer. Asimismo se cree, que desde sus orígenes la raza ha presentado la polidactilia, o sea, presenta más dedos en sus patas.

Estos hermosos felinos son de tamaño mediano a vasto, llegando a pesar, en el caso de los machos, entre 6 y 12 kilos.

Sin duda lo que más destaca de su fisonomía, es su culo, ya que mide entre 5 y 15 cm y es muy gruesa. Todavía ostenta una frente prominente y su comienzo es alargada. Su pelaje puede ser corto o prolongado, impermeable y el único color aceptado, es castaño, con diseño atigrado. Las manchas se presentan con tonos rojizos.

Otra característica fundamental de la raza, es su mirada salvaje. Con luceros sutilmente almendrados y poco hundidos. Nadie podría evitar su hermosa ojeada.

Sus orejas, todavía tienen características muy especiales, ya que presentan los mechones característicos de los linces. Éstos, se unen a un vello facial que crece alrededor de debajo, dándole un excéntrico aspecto de patillas.

A pesar de su aspecto salvaje, su carácter es muy dulce. Es un excelente compañero en las familias con niños o con otros animales. Es un gatito muy devoto con sus dueños y disfruta mucho de su compañía. Incluso es rara y activo, por lo que será muy eficaz si juegas con él.

Tu Pixie Bob, siempre preferirá tu compañía y cuidados en el hogar, que tocar emancipado en “estado salvaje”.

Con los cuidados básicos de cualquier mascota y la recepción periódica al veterinario, tendrás un amoroso y dedicado compañero para tu grupo durante muchos abriles.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*