Latest News

Conoce a Wang Yan, el millonario que lo ha donado todo por los perros

Wang Yan es muy novato. Con escasamente 29 abriles, ha acabado ser millonario y “perderlo” todo. Y lo ha hecho por los perros.

Este fresco de origen chino se dedicó a la metalurgia, negocio con el cual le fue tan correctamente, que llegó a reunir una fortuna. Sin bloqueo, un evento en el año 2012 da un construcción a su historia. Resulta que Wang tenía un perrito que perdió, y en la búsqueda sin refrigerio de su amigo, alguno le sugirió que buscara en los mataderos. Por si no lo saben, en China es popular comer carne de perro, a pesar de las innumerables protestas en contra de esta actos, que es especialmente masiva durante el Festival de Yulin (Yulin Dog Meat Festival). Wang Yan quedó tan afectado con lo que vio, que decidió dedicarse al rescate de perros, a peligro de perderlo todo, cosa que efectivamente ocurrió.

Lo primero que hizo Wang Yan es comprar aquel matadero, y convertirlo en un centro de rescate canino “Changchun Animal Rescue Cojín”, sito en la provincia de Jinlin, en el noreste de China, donde su idea es tener a 1000 perros. Él sólo pretende que sus perros sean adoptados, pero no acepta donaciones de los adoptantes, a no ser que se trate de alimento o suministros para el albergue. Su inmensa desprendimiento lo ha llevado a perder gran parte de su fortuna, pero a él no le importa, porque ahora está absolutamente entregado a la causa.

En noviembre pasado, Yan ya tenía a su cargo rodeando de 200 perros, todos rescatados de una asesinato segura.

Muchos consideran horroroso que en China y otros países asiáticos se coman perros o gatos, e incluso muchas veces me ha tocado analizar increíbles comentarios sobre “la crueldad y maldad de los chinos” por su consumo de carne de perro, sin secuestro, si reflexionamos un poco, nos daremos cuenta que los orientales no son peores que nosotros, pues en oeste se hace exactamente lo mismo con vacas, chanchos, pollos, pavos, etc. No hay diferencia entre una homicidio y otra. Por otro flanco, tanto en China como en cualquier otro país, existe concurrencia compasiva que se preocupa de los animales y que los defiende. No existen características inherentes de bondad o maldad en una nación, es poco individual.


Imagen via: Pinterest



Imagen via: Pinterest



Imagen via: Pinterest


Imagen via: Pinterest


Imagen via: Pinterest


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*