Latest News

Chiva entra a un Starbucks en escudriñamiento de un emparedado

¿Se saben el chiste de “un mico entra en un bar…”? Bueno, yo no me lo sé completo pero es lo primero que me caldo a la mente cuando vi esta nueva, quitando al mico y el trinque: una cabra entra en una cafetería…

A los que nos gusta el café, sabemos lo difícil que es circular por ahí sin nuestra dosis diaria. Y como que esta chiva es de nuestro equipo. O quizás simplemente estaba buscando el Wi-Fi de gorra en esta sucursal de Starbucks.

Estas fueron las ideas que les saltaron a la individuo a los empleados de Rohnert Park, en California cuando abrieron la tienda temprano el domingo y su primer cliente fue una chiva.

Foodandwine.com relata que la prensa local hizo eco de la información, cuando la policía fue informada a eso de las 5 AM sobre una chiva que había irrumpido en la sucursal de la famosa condena de cafés. El presidente de policía de Rohnert dijo que “dos empleadas estaban abriendo el negocio… trataron de distraer a la chiva con un plátano pero ella (la chiva) no se mostró interesada”. Claro, estaba en el tópico por el café, no las frutas.

Mentira, en sinceridad mordió unas cuantas cajas pero pasó de espacioso con la cafeína y el plátano con el que trataron de distraerla.

Consumerist.com nos cuenta que la chiva no era cualquier-cabra-sin-nombre de esas que “abundan” en las calles (todos los días ves cabras por ahí, ¿verdad?). Resulta ser que esta tiene nombre. Se fogosidad Millie y no había escapado de ninguna lechería. Es la cabra-mascota de una chica que vive dos casas más allá del tópico. La dueña comenta que seguramente se salió zafándose de su correa y escapando el ámbito donde duerme. La dueña comenta que esta aire es un poco rara en Millie “ella es una chiva muy atinado y dulce, todavía un poco curiosa”.

Pero como cualquier intruso, la insuficiente Millie no fue directo a su casa sino a la calabozo. O lo más cercano para un animal. Tuvo que producirse el día en el refugio de animales tópico antiguamente de ser identificada por sus dueños, comenta Foodandwine.com.

Y no piensen que Millie está loca como una chiva por querer engullir disfrutar de los servicios que gozamos nosotros los humanos. Consumerist.com comenta que han manido focas, venados, osos y hasta coyotes aventurarse en el mundo de los comercios en EEUU.

Anuncios