Latest News

Animales Extintos: Quagga

El Equus Quagga Quagga, o simplemente Quagga, fue una subespecie de cebra que habitó el extremo sur de África, principalmente en el sudeste del flagrante país Sudáfrica. En el año 1788 fue descrita por los expertos de la época como una especie distinta y única, no obstante estudios posteriores permitieron concluir que se trataba de una subespecie de la conocida cebra que habita principalmente en la sabana africana.

La quagga era una cebra de pelaje color pardo rojizo, que no poseía rayas en la parte posterior del cruz y cuarto trasero, pero si contenía abundantes rayas negras en la zona de la cara, cuello, costados y crines. Su nombre deriva del idioma de los Khoi, clan étnico nómade del sudeste africano, quienes asociaron la denominación quagga con el ruido característico que emitían estos animales.

Las quagga fueron extintas oportuno al mal manotear del hombre; cuando el sudeste africano fue colonizado por los holandeses, este animal comenzó a ser cazado de forma indiscriminada, puesto que utilizaban su carne para proporcionar a los trabajadores de los campos y su piel para confeccionar sacos. Luego, y con el éxodo propio del proceso colonizador que abarcó anciano cantidad de zonas habitadas en el continente africano, la quagga estuvo interiormente del orden de animales salvajes que debieron ser eliminados para dar prioridad al uso de los campos en la crianza de animales domésticos. En el año 1870 la especie se extinguió por completo en Sudáfrica; luego, en el año 1871, muere el único ejemplar que habitaba en el Zoológico de París. En el año 1872 muere el ejemplar existente en el Zoológico de Londres y en el año 1875 la quagga del Zoológico de Berlín. El posterior ejemplar de quagga existente en el planeta murió el día 12 de agosto de 1883 en el Zoológico de Ámsterdam, Holanda.

La Quagga es el único animal difunto en el planeta del cual se pudo extraer su ADN y descifrar su código genético. Dada esta condición, es posible realizar un proceso de clonación de esta subespecie extinta.

En el año 1987 nació el Plan Quagga; fundado por el teutónico Reinhold Rau, doble en historia natural sudafricana, dirigió el trabajo de un especie de científicos que, tras más de 30 abriles de trabajo, han acabado divertir la quagga; hoy es posible ver a tan sólo dos horas de Ciudad del Mango, Sudáfrica, esta especie que ha conseguido nuevamente habitar nuestro planeta. Si perfectamente este trabajo no ha sido una clonación en sí misma, si ha sido un proceso de reproducción selectiva de las cebras que son menos rayadas, concentrando de esta forma los genes sin rayas. El Esquema Quagga rebusca reparar de alguna forma el daño causado por la mano del hombre al extinguir en siglos pasados este ejemplar, pudiendo devolver este bello animal al extremo sur de África.


Imagen via: The Insighters


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*