Latest News

¿Por qué es malo amputarle las uñas a un micho?

¿Te imaginas vivir sin tus uñas, o peor aún, sin la primera falange de tus dedos? Quizás pensarás que si es producto de un casualidad, tendrías que acostumbrarte a eso. Y por más que pienses sólo en lo estético, la verdad es que la fisonomía de tus manos y la guisa en que haces todas tus acciones del día a día cambiarían radicalmente. La verdad es que nadie pensaría quitarse definitivamente las uñas, pero les parece una buena opción realizarles este procedimiento a sus gatos…

Humanesociety.org explica que quitarle las uñas al pícaro o desuñe – declawing en inglés- es la remoción quirúrgica y definitiva de las uñas del micho. Esto se hace removiendo la uña y la última batallón de sus patitas. Se hace con un bisturí, con un láser o con un procedimiento que se flama Tendonectomía que no es la remoción de la uña, sino que se corta el tendón que la controla. Así el gatito preserva sus uñas pero no las puede usar. Este método trae todavía más complicaciones, porque se le debe cortar continuamente las uñas al pícaro para evitar que se encarnen y muchas personas terminan realizándole la amputación de uñas a posteriori. Las complicaciones de quitar las garras implican dolor, infección, necrosis (homicidio del tejido) hasta daño del nervadura. El procedimiento cambia por completo la relación que tiene tu gatito con el suelo.

El procedimiento de remover las garras de los gatos es muy popular y encima, es un descubierto debate tanto en las sociedades protectoras de animales como en las clínicas veterinarias que realizan el procedimiento. Según nos comenta oocities.org los dueños pueden tomar esta valor porque el gato es muy intranquilo, daña constantemente los muebles, el dueño no le puede dar toda la atención que él necesita, o porque a veces puede hacerle daño a otros miembros de la comunidad -sean personas u otros animalitos-. Para el sitio, a algunos dueños de gatos se les presenta la alternativa entre remover las garras o tener que regalar a su querida mascota.

Explican que si proporcionadamente la operación se puede hacer a cualquier años, lo más recomendable es hacerlo cuando el pícaro tiene 2 abriles de etapa. Mientras más adulto, más tardará en recobrarse. Algunos veterinarios usaran inconsciencia caudillo mientras que otros aplican inconsciencia restringido. Según los que defienden esta técnica, no hay daño estructural en la cuerpo de la gancho del astuto. Si perfectamente se remueve la uña y la cuerpo distal (que es como nuestra cohorte en el dedo), esta es muy pequeña en los gatos, y aseguran que es un hueso vestigio que no tiene otro uso que ser la colchoneta para el crecimiento de la uña y que el sagaz no soporta su peso en esa parte de su cuerpo.

En el sitio petmd.com la veterinaria entrevistada reconoce suceder hecho este procedimiento. Asumiendo las razones explicadas anteriormente -daño continuo, peligro para miembros de la familia- para muchos el quitar las garras es una opción más “cariñosa” que el tener que dejar la mascota. Según la veterinaria, se le debe hacer una serie de preguntas al dueño antiguamente de realizar el procedimiento: conocer si está dispuesto a ocurrir por los posibles pertenencias secundarios de la operación -como infecciones, daños en las piernas por los vendajes y torniquetes- respaldar que el minino pueda estar adentro de la casa a posteriori de la operación, si son capaces de realizar el tratamiento post operatorio (que puede incluir terapéutica), y sobre todo, si se ha intentado algún otro método como cortar las uñas regularmente y el uso de uñas de silicona. La doctora asegura que realizada de la guisa correcta, la operación no tiene que ser más dolorosa o desfigurante que lo que podría ser el cortarle las orejas a los perros.


Imagen CC: zaimoku_woodpile

Ahora, muchos adjudican otro flanco de la historia: el desuñe no es tan sencillo como lo presentan ni hace la vida del micifuz más sencilla. Según The Dodo, el debate se hace cada vez más duro ¿vale la pena redimir el sofá a costa de las garras de tu micho? Las garras son parte de lo que hace a tu sagaz, un micho. La publicación señala que una clínica veterinaria en Toronto actualmente se niega a seguir realizando esta operación por considerarla una amputación para el gatito. Y de hecho, ya hay más de 25 países que consideran este procedimiento ilegal.

The Humane Society of the United States todavía ha entregado su opinión, señalando que este procedimiento no ofrece ningún beneficio a un micifuz sano. Según explican, las garras son usadas para mucho más que simplemente fastidiar el sofá o tantear a alguno. Los gatos necesitan sus garras para caminar, para estirarse, y asimismo para arañar, que básicamente es parte de su sano comportamiento.

De hecho, humanesociety.org señala que el tantear es parte frecuente del comportamiento, no lo hacen porque “quieran” dañar un mueble de la casa o vengarse de algún. Lo hacen para remover desaseado de sus garras, marcar zona y estirar sus músculos. A las ocho semanas de época empieza ese comportamiento -normal- en el gatito. El quitarle las garras para “alertar” este comportamiento puede remitir al micho a un conjunto de actividades peores que simplemente hacerle un rasgadura a un mueble.

En The Dodo explican que el debe todavía se centra en que muchos veterinarios lo realizan como un arreglo rápido a un problema de comportamiento del micifuz. Y en los casos donde se coloca la dilema entre el procedimiento o transigir al micifuz a un albergue, la respuesta es que la segunda opción puede terminar en la homicidio del micho si lo ponen a echarse. Pero esto no tiene que ser necesariamente así. Siempre hay albergues donde muchos gatos son adoptados y que según el médico entrevistado en The Dodo, existen muchos gatos sin garras en refugios y centros de acogida. Esto porque los gatos que les hicieron el desuñe, muchas veces generan otras conductas -como no usar su caja sanitaria- porque les causa dolor.

Y la verdad que hay maneras más sanas de torear con un micifuz arañón. Postes para el solaz, mantenerlo ocupado, hacerle asiduamente su corte de uñas y hasta los Soft Paws. Y quizás suene un poco duro, pero si no quieres una mascota que araña, debes considerar si un gatito es una buena mascota para ti. Piensa en otras opciones y quizás mejor pensar que al gatito, lo ves de lejitos.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*