Latest News

Presenta tu mascota universitaria: el "Chupapiedras" y sus amigos

Este hermoso perrito es el Tito, más conocido como Chupapiedras. Por si no lo sabías, es el novio de la rica Shola de Humanidades. Estos canes son muy queridos por los chicos de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica, quienes crearon una página de Facebook a cada uno; donde pareciera que se escribieran mensajes de inclinación.

Tal vez te preguntarás porqué al Tito lo conocen como Chupapiedras. La habilidad en la que habita solía retozar con él con piedras. Se las lanzaban acullá y el negrito las iba a averiguar como si fuera una pelota, las ama.

Chupapiedras es uno de los afortunados perros que es acertadamente cuidado y protegido por los estudiantes y por Animalia UC. Adicionalmente es muy sano. Sin incautación, existen otros cachorros que no están en las mismas condiciones que él, te los presentamos aquí:

Patas


Imagen via: Animalia UC

Te presentamos a Mateo, más conocido como Patas, -1 o Trípode. Este hermoso llegó a la universidad cuando era un cachorrito. Luego de 9 meses compartiendo en gran parte con las personas de DICTUC, sufrió un dificultoso desnivel. Fue atropellado adentro de la universidad. Esta tragedia causó que le amputaran una de sus patas delanteras.

El Patas ha participado en eventos que realiza Animalia UC para percibir fondos para todos sus amigos perrunos, específicamente en la Expo Pets que realizaron el año pasado. Este can es un gran contendiente muy querido por la comunidad UC: salió delante a pesar de los obstáculos que se le han presentado.

Zorro


Imagen via: Animalia UC

Este demandante es Zorro, por ser muy parecido a un zorro. Le gusta mucho aventurar con las mangueras y que le lancen agua. Llegó a la universidad con algunas heridas y le tenía miedo a las personas. Poco a poco, luego de suceder un poco más de un año, comenzó a adaptarse al campus con su manada en deportes. Esta acomodo fue sobrado larga y difícil, ya que al igual que Patas, el Zorro fue atropellado. Oportuno a las heridas que dejó este desnivel, fue trasladado a un hogar temporalmente, donde se extravió.

Luego de mucho tiempo de búsqueda, una de las voluntarias lo encontró bajo la tempestad en Maipú. Cuando volvió a la universidad, no volvió asustado. Regresó con sus amigos perrunos con su carita sonriente, volviendo a ser un perrito oportuno.

Como podrás ver, hay variedad de perros en nuestra universidad: chiquititos, grandes, especiales y muy cariñosos. Todos los perros tienen una historia detrás para contar al igual que cada ser humano. Si eres un doglover y tienes un perrito, tienes que preocuparte cuidarlo y adicionalmente de cómo entretenerlo. Si no tienes un perro, recuerda que puedes adoptar. Estos perritos buscan una grupo que los cuide y tal vez, tú todavía necesites uno, ¿qué esperas para adoptar?


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*