Latest News

¿Por qué mi perro come suciedad?

A nuestros perros los amamos. Pensamos que todas las cosas que hacen son tiernas y lindas. Cuando corren, nos lamen, duermen, juegan… Hasta cuando hacen sus evacuación donde les toca les decimos “buen pequeño”. Pero creo que hasta el más entregado de los doglovers puede estar de acuerdo en que hay poco que no tiene cero de agradable en la conducta de tu perro: cuando se come su porquería.

Sí, algunos perritos se comen su mierda dejándonos totalmente desconcertados. Pero antaño de tildar de alienado a tu amigo peludo, aquí te vamos a explicar este comportamiento. PetMD explica que esta actividad se vehemencia coprofagia es la influencia de manducar materia fecal propia o de otro animal. Akc.org nos comenta que este comportamiento es un aberración que a pesar de ser repulsivo, es relativamente popular. Según un estudio presentado por la American Veterinary Society of Animal Behavior uno de cada 16 perros están clasificados como “serios” comedores de excremento, lo que significa que fueron observados en esta actividad por lo menos 5 veces en el día. 24% de los perros observados comieron heces por lo menos una vez. Según el director de la investigación. el engullir heces es un refleja innato de la predisposición remoto a proteger a los miembros del clan de parásitos. Este estudio se llevó a punta en 3000 perros.

Dogpoopdiet.com asimismo explica que antiguamente de ser domesticados, los perros comían básicamente cualquier cosa que se les pasara por delante. Abriles detrás, los perros se alimentaban del desecho de otros perros y animales y esto, como lo explica el estudio de Akc.org es un vestigio de su cambio animal.

Akc.org asimismo comenta que la coprofagia es popular en algunas etapas de la vida del perro, como cuando son cachorros, y de hecho, la hermana los lame y limpia las heces para permanecer en orden su camadita de perritos. Igualmente el estudio observó que en las casas con varios perros era más popular este comportamiento y algunos expertos refieren este acto a la estructura social de los perros (el perro sumiso se comerá el excremento del perro dominante).

Petmd.com señala que de igual forma, no debes alentar o dejar que tu perro coma heces. Este comportamiento puede ser propagador de la germen Samonella y E coli así como otros parásitos, y pasarlos a los miembros humanos de la comunidad. Todavía como comenta Dogpoopdiet.com, por más remoto que parezca el comportamiento, debes sufrir a tu perro a revisar para conocer si no tiene alguna enfermedad o problema nutricional y por eso come heces.

Las razones más comunes para la coprofagia son:

Despabilarse enzimas: Dogpoopdiet.com comenta que el sistema digestivo de los perros es dependiente de una serie de enzimas para poder digerir los carbohidratos, grasas y proteínas de sus dietas. Según la publicación, existe evidencia de que el sistema digestivo de los perros no se ha acostumbrado totalmente a las dietas “modernas” más altas en carbohidratos y bajas en proteínas. Y algunos veterinarios dicen que el manducar heces los ayuda a colmar estas encimas para la digestión.

Aislamiento: hay estudios que han demostrado que los perros aislados en lugares reducidos (kenneles, sótanos, etc) son más propensos a ingerir sus heces que los que viven en espacios abiertos. Igualmente el acontecer mucho tiempo en espacios cerrados puede causar este problema, así como la ansiedad causada por algunos métodos de entrenamiento.

Tabarra: los perros aburridos que puede ser una mezcla de los dos primeros puntos, dogpoopdiet.com explica que el hastío, los lleva a explorar, corretear y comerse sus heces.

Ahora, ¿cómo evitar este comportamiento? Thebalancedcanine nos explica que adicionalmente de transigir a tu perro al veterinario, donde deben revisar sus heces asimismo; debes cuidar su provisiones (no darle comida de más y nutrir un horario); probar con ingredientes que le causen inquina a las heces (poniéndole picante, meollo de citrón o sabores amargos) puede ayudar que tu perro desista en este comportamiento. Akc.org agrega que puedes suplementar la comida con vitamina B (si le hace desatiendo este nutriente, te lo informará el veterinario), suplementar con enzimas que tengan papaína, perseverar el emplazamiento donde vive tu perro despejado y supervisar y fregar inmediatamente posteriormente que tu perro haga sus deyección. PetMD nos comenta incluso que si tienes gatos en la casa, debes surtir la caja de arena limpia para evitar que consuma el desecho del sagaz y cuando veas a tu perrito en el acto (comiendo sus heces o la de otro perro/animal) tráfico de distraerlo inmediatamente con poco de ruido.


Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*