Latest News

Animales extintos: Smilodón

Smilodón es un género que agrupa a los felinos más grandes que han habitado la tierra, más conocidos como tigres dientes de sable, que se extinguieron hace 11.000 años. Se han encontrado fósiles de sus huesos en Asia, África, Norteamérica, Sudamérica y Europa, y los especímenes más antiguos databan de hace 23 millones de años.

Existían 3 especies diferentes en este género:

  • Smilodon fatalis
  • Smilodon gracilis
  • Smilodon populator

La especie más grande era el Smilodon populator, que medía hasta 2.6 metros de longitud y 1.3 metros de alto. Pesaba 350 kilos en promedio, aunque se han encontrado restos de individuos que llegaron a pesar 500 kilos, y se alimentaba de grandes mamíferos como el Nothrotherium (perezoso gigante), bisontes, mamuts lanudos y otras especies que estuvieran a su alcance según su ubicación geográfica. No existían diferencias anatómicas sustanciales entre géneros, sin embargo, existían leves variaciones en la estructura ósea de la especie, según su hábitat.

Este animal tenía una musculatura muy desarrollada, lo cual podía evidenciarse en sus grandes huesos y las marcas óseas de voluminosos tendones que se insertaban en todas partes de su cuerpo. Esto indica que podía saltar muy alto y abalanzarse con agilidad sobre sus presas, que la mayoría de las veces lo superaban en tamaño.

Sus colmillos alcanzaban una longitud de 20 centímetros y podían causar heridas fatales a sus presas con tan solo una mordida en el cuello, dañando sus grandes vasos sanguíneos y provocándoles la muerte por desangramiento. Era el depredador dominante en su ambiente, por lo tanto, estaba en la cima de la cadena alimenticia y no tenía depredadores naturales, pero sí tenía competidores como el lobo gigante (Canis dirus) y el oso bulldog (Arctodus).

Se desconoce el color de este mamífero ya que ningún espécimen encontrado conservaba algún indicio de pelaje, pero se cree que tenía un color similar al del león africano. La cola de los grandes felinos actuales es muy larga para ayudarlos a equilibrarse mientras corren, a diferencia de la cola del Smilodón, que solo medía 35 centímetros y que según los científicos se debe a que no podía correr grandes tramos, porque su musculatura generaría mucho calor y moriría por deshidratación, o asfixia por incapacidad de eliminar el CO2 de su sangre.

Gracias a la tecnología computacional, ha sido posible recrear modelos digitales de este felino, basando su anatomía en las dimensiones de sus huesos y otros datos conocidos, como se puede apreciar en el siguiente video.

Anuncios