Latest News

5 Consejos para el cuidado de las crías de gato

¿Eres de esas personas que en cuanto ve un gatito en la calle lo adopta? Aquí te proporcionamos unos cuantos consejos para un buen manejo.

1- Facilitar un ambiente cálido y tranquilo: en las primeras semanas de vida, las crías de gato son incapaces de regular su temperatura corporal. No hay que pecar ni en exceso ni en defecto. La temperatura rectal del recién nacido es de 36-37ºC y a las 4 semanas sube hasta los 38-39ºC. Yo lo que suelo hacer es ponerlos en una caja, con mantas y llenar unos guantes de látex con agua calentita (con el dorso de la mano comprobamos que no queme, y los iremos cambiando cuando se enfríen). También puedes proporcionarles calor con una lámpara, colocándola a una distancia prudente para no quemarles. Una buena temperatura del entorno son unos 30ºC la primeracrías de gatocrías de gato semana de vida e iremos descendiendo más o menos 2ºC cada semana. Te puedes ayudar en el manejo tomándole la temperatura rectal con un termómetro. Importante también la humedad; si es muy seco seco podrías deshidratarle. Debe estar en torno al 60%; las mucosas de los gatitos tienen que estar húmedas y rositas.

crías de gato2- Vigilar el peso: el peso normal de los gatos al nacer es de unos 90-100 g y engordan entre 50-100g a la semana, duplicando su peso a las dos semanas. Si te lo acabas de encontrar, puedes notar que tiene el abdomen distendido (muy hinchado) y es normal si acaba de comer, pero también puede ser causa de desnutrición  o, lo más probable, por parásitos. Tienes que estar atento a las heces, por si tuviese diarreas, o por si vieses alguna lombriz en ellas. En la primera consulta con el veterinario, éste te establecerá unas pautas de desparasitación adecuadas.

3- Manipularlos con cuidado, frecuentemente (para que se acostumbre al contacto humano y sea un gato más dócil) y sin alterar sus pautas de sueño.Sin títdcdsulo

4- Alimentación: lo ideal son los preparados comerciales que puedes encontrar en tiendas especializadas o en las clínicas veterinarias. La leche de vaca no la asimilan bien, pero si tenemos que salir del paso, es mejor que sea leche de vaca sin lactosa. Si tampoco tenemos leche sin lactosa, podemos hacernos una receta “made in” casa (usarla como máximo 24h). Podemos mezclar 100g de leche condensada diluida en 90 ml de agua, con un yogur natural y 2 yemas de huevo crudas, o bien 60 ml de leche de vaca (mejor sin lactosa) con 20 g de nata liquida y 2 yemas de huevo crudo. Es mejor hacer el preparado nuevo cada día y justo antes de administrárselo. Mezclamos todos los ingredientes y los calentamos al baño maría hasta los 37ºC (usa el dorso de tu mano y comprueba que no queme). En los preparados comerciales, te indica los pasos para su reconstitución.

Si no tienes biberón, puedes proporcionarle el alimento con una jeringa, y nunca debe estar el gato en posicion vertical ni boca arriba (como se lo daríamos a un bebe). Tiene que ser como en feedingla posición que adoptan las crías de gato cuando maman de su madre; tienen que estar en posición horizontal, y debes inclinar un poco el biberón/jeringa, lo justo para que salga la leche. Recuerda que después de cada toma, debes limpiar exhaustivamente el biberón y la tetina con agua caliente, para que no queden restos que proporcione malos olores y sabores. El gato tiene que beber a voluntad, nunca forzarles por el riesgo de que realicen una falsa deglución y nunca se les puede alimentar si el gato está hipotérmico (temperatura rectal por debajo de 34,4ºC) porque podríamos provocarle una neumonía por aspiración (el reflejo de succión está atenuado y la leche podría pasar a los pulmones por una falsa deglución).

Primera semana de vida: 7 tomas/día. Aproximadamente cada 3h.
Segunda semana de vida: 6 tomas/día.
Tercera y cuarta semana de vida: 5 tomas/día
Quinta semana de vida: 4 tomas/día. Puedes introducir ya alimento sólido específico para gatitos. Preferible que sea pienso seco (en vez de lata), humedecido un poco con agua, para que se acostumbre a él.
Sexta semana de vida: 3 tomas/día. Alimento sólido.
Séptima demana de vida: pasamos definitivamente al pienso.

kitty-potty5Tras las comidas, ayudarlos a orinar y defecar, como haría su madre: antes de las 3 semanas de vida, los gatitos carecen del reflejo de evacuación, por eso debemos estimular sus esfínteres masajeando el perineo con un paño humedecido y tibio.

Esperamos que estos consejos os ayude. Recordar que si tenéis alguna duda, podéis preguntar a vuestro veterinario de confianza. Os resolverá cualquier duda.

The following two tabs change content below.

Licenciada en veterinaria y amante de los animales. Desde niña siempre quise dedicarme a esto y ahora veo mi sueño cumplido al dedicarme a curar a nuestros queridos animales de compañia.